Se habilitó la nueva Sala
de Informática

Este lunes 7 se habilitó la nueva Sala de Informática de la universidad, ubicada en un local remodelado en calle España 84, aledaño al complejo áulico.

El mismo consta de un total de 30 computadoras, divididas en dos cómodos ambientes, donde se dictarán las carreras Analista en Sistemas de Información y Programador Universitario de Sistemas, de la Escuela de Ingeniería.

El Secretario General, Farm. Miguel Bonetto, supervisó el desarrollo de los trabajos de adecuación de este nuevo local, durante el receso de invierno, controlando que se cumpliera el plazo de ejecución, para que estuviera disponible para el segundo cuatrimestre.

Esta Sala de Informática fue designada con el nombre “Clementina”, en homenaje a la que es considerada la primera computadora que funcionó en nuestro país.

La llegada de Clementina constituyó un fuerte impulso en Argentina, para que científicos y especialistas apostaran al desarrollo de esta ciencia, que avanzó a lo largo de los años en distintas esferas de la vida cotidiana.

Clementina, una computadora modelo Mercury de la compañía británica Ferranti, empezó a funcionar el 15 de mayo de 1961, en el Pabellón I de la Ciudad Universitaria de la Universidad de Buenos Aires. Su importación estuvo fuertemente ligada a la gestión de Manuel Sadosky, considerado por muchos el padre de la computación argentina.

El matemático creó, junto a otros especialistas, el Instituto de Cálculo (1960) y la carrera de Computador Científico (1963), cuyo objetivo fue formar auxiliares de científicos que pudieran usar la eficientemente la computadora como poderosa herramienta de cálculo.

07/08/2017


Imágenes