Resoluciones de concursos docentes

En medio de un clima de marcada emotividad, los docentes que rindieron y aprobaron su evaluación días atrás, recibieron la notificación que los designa en forma efectiva en el cargo concursado.

Desde media mañana comenzaron a desfilar por Rectorado una quincena de profesores que rindieron la semana pasada el concurso y que resultaron aprobados, recibiendo la respectiva notificación de manos del Dr. Roberto Schwartz e integrantes del Equipo de Gestión, junto con una insignia con el escudo de la universidad.

“Siento una enorme satisfacción de poder entregar en mano a mis pares esta resolución que suscribo junto con la Secretaria Académica, en la que aprobamos lo resuelto por cada jurado y procedemos a designar a cada docente en el cargo, en carácter ordinario, que significa otorgarles la efectividad que les corresponde”, explicó el rector.

Durante todo este mes y también en julio continuarán tomándose los concursos públicos y cerrados a los docentes que oportunamente se inscribieron, con el fin de obtener estabilidad en el cargo.

“Esta era una materia pendiente desde el primer día. Era inconcebible que los profesores continuaran designados precariamente, a través de contratos, a dedo. En un principio podía justificarse, porque se comenzaba a organizar el dictado de carreras y había que nombrar profesores. Pero transcurridos cinco años esta falencia era inexcusable, y así me lo hicieron saber en la Secretaría de Políticas Universitarias cuando asumí el cargo de rector”, dijo Schwartz.

Reiteró que “una de las funciones que se me encomendó, como rector organizador de esta universidad, es la normalización. Y desde el año pasado priorizamos este objetivo. Primero fueron los estudiantes, que conformaron y eligieron las autoridades de los cuatro centros de estudiantes, además de la federación que los agrupa. Luego fue el turno del plantel administrativo, los no docentes, a quienes se nombró en planta permanente, tras haber presentado un proyecto de mejora. Este año tuvimos la primera cohorte de egresados, quienes también han formado su organización. Nos faltaban los concursos docentes, que ya están en pleno desarrollo”.

“Este es un día de emoción, de alegría. Lo he visto también en los ojos de mis colegas docentes. Algunos me expresaron que ahora sienten lo que antes les faltaba: sentido de identificación y pertenencia. Los entiendo, porque en otras épocas muchos de ellos fueron ciertamente maltratados".

"Sin embargo -acotó-, es tiempo de mirar hacia adelante. Particularmente quiero pedirles que se comprometan cada día más con sus alumnos, con capacitarse para ser mejores docentes, por mantenerse actualizados. Si propendemos a brindar una educación de excelencia, en gran medida eso depende de la propia preparación de los docentes”, concluyó.

09/06/2017