“El balance de estos nueves meses es altamente positivo”, afirmó Schwartz

A modo de balance de los nueve meses de gestión durante 2016, el Rector Organizador evaluó que de acuerdo a lo planificado “primero se restableció el orden y la normalidad institucional y luego pudieron cumplirse con creces los objetivos fijados como prioritarios”, augurando que “el próximo año será el tiempo de realizaciones y nuevos proyectos”.

El Dr. Roberto Schwartz destacó que al asumir el cargo a fines del mes de marzo, “la universidad venía de una etapa muy convulsionada, dominada por los conflictos, la falta de diálogo y el retraso institucional en todos los sentidos”, agregando que “todo ello agravado por el notable aislamiento en que se encontraba con respecto a la comunidad y las instituciones”.

Tras la reunión que efectuó con su Equipo de Gestión, el funcionario dio su visión sobre diferentes temas, cuya síntesis es la siguiente:

 Relación con los estudiantes

“Sin dudas ésta fue, es y será nuestra principal preocupación siempre. Porque es el objetivo prioritario de nuestro trabajo. Yo no quiero profundizar la herida que significó el grave conflicto vivido en 2015, que terminó con la salida de la primera rectora. Pero no puedo desconocerlo, porque a eso se llega cuando fracasa el diálogo y no hay respuestas a las demandas concretas. Hoy eso no existe. Se creó un área de Asuntos Estudiantiles y Bienestar que atiende cada planteo, que se ocupa de gestionar las soluciones. Se incrementaron las becas de ayuda económica, se organizaron dos juegos deportivos intercarreras, se los apoyó para concurrir a los Juegos Universitarios Argentinos, entre otras acciones. Recientemente se creó un equipo de FutSal con el que participamos en la Liga de Fútbol de Villa Mercedes y ganamos la Copa de Plata.

También por primera vez se democratizó el claustro estudiantil, con elecciones ejemplares en los centros de estudiantes de las cuatro escuelas, lo cual me llena de orgullo. Cada estudiante pudo elegir democráticamente a sus representantes.

 Infraestructura

Lo primero que advertimos fue que se registraba un gran retraso en esta cuestión. Debimos crear un Área de Infraestructura, al que le impusimos objetivos claros y firmes, con la intención de empezar a resolver diferentes carencias edilicias. Puedo asegurar que se hizo muchísimo, a pesar del corto tiempo transcurrido.

A modo de repaso, enumeró las siguientes obras:

• Convocatoria a la primera licitación pública internacional para la construcción del primer módulo de aulas en los terrenos propios donde se erigirá el futuro campus universitario, en la zona norte. Fue un largo proceso burocrático, porque hubo que hacer todo desde el comienzo, pero lo logramos. La obra está adjudicada y ya se firmó el contrato con la empresa constructora, que es de Tucumán. Confiamos que en el primer trimestre del año próximo podrán comenzar los trabajos.

• Refacción y remodelación de un sector de la Escuela Sócrates Cortines, de Justo Daract, en donde tras firmar un convenio se nos cedió un generoso espacio para el funcionamiento de las carreras que se dictan en Justo Daract. Antes en esa ciudad existía una extensión áulica, que funcionaba en una casa que se encontraba toda derruida, con humedad y en estado de abandono. Rescindimos contrato, acordamos con la escuela, se hizo una remodelación en tiempo record y jerarquizamos la extensión creando la Subsede Justo Daract.

• Arreglamos, ampliamos y remodelamos la Casa de la Salud. Esta casa estaba casi siempre cerrada y no cumplía ninguna función específica. Allí además nombramos un médico, que coordina todas las actividades; se dictan clases de kinesiología y Fisiatría y materias del Ciclo Complementario de la Licenciatura en Actividad Física. También montamos un Centro Escuela de Rehabilitación, abierto a la comunidad universitaria pero también a otros sectores. Por ejemplo a los jubilados del PAMI, a familiares de alumnos que no tienen obra social o a deportistas que necesitan rehabilitarse. Recordemos que firmamos un convenio con el Club Jorge Newbery y también con el Club Alberdi. Allí también tiene su lugar de atención el área de Becas Estudiantiles.

• Por otro lado, nos enfocamos en poner en valor el Laboratorio de Investigaciones y Prácticas docentes, que funciona en calle Guayaquil. Compramos nuevo equipamiento y lo pusimos en marcha y a disposición de la comunidad. Hoy es un laboratorio modelo en la región. Tanto es así que allí se realiza el análisis de las muestras que se tomaron en la campaña que se realiza junto con la provincia y la municipalidad, para prevenir el dengue, zika y chikungunya. También se dictan clases y se realiza investigación.

• Remodelamos y ampliamos la sede de Rectorado de calle Las Heras. La obra está casi terminada y allí se mudarán distintas áreas como Hacienda, Recursos Humanos, Prensa, lo que nos permitirá mejorar el funcionamiento operativo, al centralizar su trabajo en un solo lugar. También construimos un nuevo espacio, donde en los próximos meses inauguraremos la radio FM de la universidad.

 Medicina

La creación de esta carrera es un anhelo de toda nuestra comunidad y fue el otro gran objetivo que nos planteamos. Hoy puedo decir con satisfacción que están sentadas las bases para que muy pronto esto sea una realidad. Se crearon dos comisiones de trabajo, una en el orden local y otra en Buenos Aires, integrada por docentes y especialistas de la Universidad de Buenos Aires, con la que firmamos un convenio de colaboración. Asimismo, con esta universidad se armó el primer curso de posgrado abierto a la comunidad, sobre Patologías Prevalentes en la tercera edad, que fue un éxito.

Todo esto fue posible gracias a la colaboración de la Doctora Berta Arenas, que aceptó sumarse en calidad de Asesora Ad Honorem y coordina todas las acciones, con la colaboración de la Lic. Paola Muñoz, Directora de la Escuela de Ciencias de la Salud, y otros profesionales. Estas comisiones elaboraron y ya se presentó todo el estudio de factibilidad y la propuesta de carrera para solicitar su reconocimiento ante la Comisión de Evaluación y Acreditación Universitaria.

Paralelamente se firmó un convenio con el Ministerio de Salud de la Provincia, en la que el gobierno se compromete a construir un hospital escuela, que es uno de los requisitos necesarios de cumplimentar para lograr el reconocimiento de esta carrera. Otro convenio muy importante lo firmamos con la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud "Dr. Carlos G. Malbrán" (ANLIS), dependiente del Ministerio de Salud de la Nación. Este centro de prestigio mundial también nos aportará todo su capital sanitario, científico y tecnológico en términos de asesoramiento para la creación de Medicina.

 Investigación y capacitación

Algo que advertimos cuando llegamos es que, insólitamente, en la universidad no se estimulaba la investigación. No había absolutamente nada. Tampoco en capacitación. Por eso se creó la Secretaría de Ciencias, Tecnología y Posgrado, que ha cumplido una intensa labor. Se organizaron varios cursos de posgrado. Además del referido a la tercera edad, se hizo sobre Investigación Clínica, Administración en Salud, Formación Docente, Aula Virtual; además de numerosas capacitaciones que impulsó la Escuela de Ciencias de la Salud con los propios alumnos, sobre enfermedades de transmisión sexual y otros temas de obstetricia. O charlas sobre logística, en conjunto con Secretaría de San Luis Logística del gobierno provincial.

Con respecto a investigación, el Secretario de Ciencias, Novillo Rangone, me informó que en 4 años se había protocolizado solamente un proyecto de investigación. Nosotros ya protocolizamos 31 proyectos, con 160 docentes de nuestra casa de estudios. Con relación al posgrado este año recibimos 300 inscriptos. La intención es ampliar la oferta para el año que viene y llegar a diciembre de 2017 entregando 400 certificados de posgrado para toda la comunidad.

 Académica

El año pasado ya tuvimos los primeros egresados y esta semana recibiremos los respectivos certificados analíticos. Todo esto ha sido un arduo trabajo ante los organismos nacionales del Ministerio de Educación y la Secretaría de Políticas Universitarias, porque existen numerosos requisitos que cumplimentar, por cuestiones de control. Pero eso también se ha hecho.

Este año tendremos la felicidad de realizar el primer acto de colación de la UNViMe, con la entrega de los primeros diplomas, lo que será un acto histórico.

Por otro lado, ampliamos la oferta académica de la UNViMe, que había permanecido inmodificable desde su nacimiento. Creamos dos nuevas carreras: la Tecnicatura Universitaria en Gestión Deportiva y la Tecnicatura Universitaria en Marketing Cultural y Deportivo.

También se impulsó y creó el Campus Virtual, con el objetivo de agilizar la relación y el sistema de enseñanza con los alumnos, lo cual también llevó a la necesidad de capacitar a nuestros docentes.

 Integración con la comunidad

Definitivamente rompimos el aislamiento en que se encontraba la UNViMe, a partir de la creación de la Secretaría de Vinculación e Innovación. Firmamos convenios con el Ministerio de Salud y San Luis Logística de la provincia, las municipalidades de Villa Mercedes y Justo Daract, la UBA, la ANLIS, el PAMI y numerosos colegios profesionales, escuelas, clubes y entidades intermedias de nuestra comunidad. Con todos ellos hoy nos encontramos trabajando en algún sentido. Hemos abierto en serio las puertas de la universidad para que esté al servicio de la comunidad.

En este sentido, también hemos firmado el primer convenio internacional, lo que nos llena de orgullo. Se trata de la Universidad Central de Cataluña, con la que rubricamos un convenio marco de colaboración de carácter académico, científico y profesional.

Nuestra definición es que la UNViMe es pública, gratuita, inclusiva y comprometida con nuestra comunidad. Y esto no es un eslogan ni una frase hueca. Lo hicimos realidad no sólo con los más de veinte convenios que hemos firmado, sino con acciones concretas: mencioné antes la campaña para el cuidado y prevención en torno a las enfermedades transmitidas por mosquitos (ETM), como lo son el zika, el dengue y la fiebre chikungunya. Pusimos nuestro Centro de Escuela de Rehabilitación al servicio de las instituciones deportivas, los jubilados y las personas que no tienen obra social. También dictamos un curso muy interesante de inclusión digital de adultos, que vamos a repetir en 2017, para reducir la brecha digital que padecen nuestros adultos mayores.

Por otro lado, mejoramos nuestra comunicación con la comunidad universitaria y la sociedad en general. Hoy tenemos un área específica de Prensa y Comunicación que nutre nuestra página web con profusa información de todas las áreas, y que se replica en las redes sociales, que antes no integrábamos: Facebook, Instagram, Twitter y whatsapp. El año próximo esto se potenciará cuando inauguremos nuestra propia radio de frecuencia modulada.

Por otro lado, se incorporó el equipamiento tecnológico de Video Conferencia, con el cual se han podido realizar numerosas capacitaciones a nivel nacional, tanto para docentes y profesionales de cursos de posgrado, como para el personal no docente.

 Extensión

Increíblemente, cuando nos hicimos cargo advertimos que no existía el área de extensión. Esta es la prueba más evidente del aislamiento que padecía la universidad. Por lo tanto creamos Extensión, que llevó adelante una intensa campaña de promoción de carreras en escuelas de toda la provincia, organizar eventos como la Fiesta del Día del Estudiante o la primera Noche de los Museos y auspiciar y participar en distintas actividades institucionales y sociales, como la Feria del Libro, ferias de ciencias o la elección de la reina de Villa Mercedes, entre otras.

Desde esta secretaría se creó el grupo musical Ensamble, que ha actuado en distintas fiestas y eventos, con una muy buena repercusión. Grupo que está integrado por los propios alumnos.

 Capacitación no docente

Dijimos desde un primer momento que íbamos a apoyar la capacitación de nuestro personal no docente, que son uno de los pilares del correcto funcionamiento de la universidad. Y así lo hemos hecho. No puedo dejar de resaltar el desafío que planteó un grupo de trabajadores y el esfuerzo realizado para organizar por primera vez el Taller Anual de Capacitación 2016 del Sistema de Información Universitaria (SIU), que convocó a casi 600 trabajadores No Docentes de universidades de todo el país, y colocó a la UNViMe en la vidriera nacional. Contamos con la presencia del Lic. Oscar Spada, Director General del Consejo Interuniversitario Nacional, y la Coordinadora General del SIU, Lic. María de Luján Gurmendi.

Esta gestión apoyó decididamente la organización y felizmente salió todo muy bien. Como también apoyamos los cursos de capacitación que ha planificado el gremio que los representa, porque estamos convencidos que el trabajador debe estudiar y capacitarse para brindar la mejor atención al resto de la comunidad universitaria y al público en general, rompiendo el estereotipo que se tiene hacia los empleados públicos, como que son vagos y no les interesa mejorar ni aprender, para ser cada vez más eficientes en su trabajo.

 Normalización

Durante los primeros meses nos dedicamos a restablecer el orden y el correcto funcionamiento de la universidad, mejorar todo lo que respecta a infraestructura y trabajar en pos de la creación de la carrera de Medicina. A fines del año pasado firmamos una resolución disponiendo el pase a planta permanente de todos los trabajadores nodocentes, que era una asignatura pendiente desde hace varios años. Es decir que hemos avanzado muchísimo en la democratización, al tener normalizados dos de los tres claustros.

Para este año ya hemos dispuesto que se trabaje en el llamado a concursos docentes, con lo cual se estará en condiciones de dar el último paso de la normalización, que es el llamado a elecciones de autoridades y representantes de los diferentes claustros, con el objetivo de democratizar la universidad.

La preparación de los concursos docentes no es tarea sencilla, pero ya estamos trabajando para que comiencen este año.

En síntesis, a pesar del corto tiempo que llevamos de gestión, hemos avanzado significativamente en distintos órdenes: tanto en lo académico como en la creación de Medicina, en lo institucional, infraestructura y normalización. Por eso considero que el balance es altamente positivo”, concluyó.


Imágenes