Hoy se recuerda la figura de José de San Martín

El prócer máximo argentino y libertador de la Argentina, Chile y Perú falleció el 17 de agosto de 1850, en su casa de Boulogne-sur Mer (Francia), rodeado de sus seres queridos.

Sus restos fueron repatriados en 1880 y actualmente descansan en un mausoleo construido dentro la Capilla Nuestra Señora de la Paz.

El 17 de agosto se cumple un nuevo aniversario del deceso del General San Martín, el Libertador de América. En Argentina se le reconoce como el “Padre de la Patria”. En Perú, se lo recuerda libertador de aquel país, con los títulos de “Fundador de la Libertad del Perú”, “Fundador de la República” y “Generalísimo de las Armas”. En Chile su ejército lo ha destacado con el grado de Capitán General.

Pero más allá de su gesta libertadora, San Martín es una pieza fundamental en la construcción de nuestra identidad nacional.

A partir de su célebre figura y heroico proceder, se construye esa gran narración que nos explica como país. Por eso, rememorar su vida a partir de un nuevo aniversario de su muerte es recordar ese relato que escuchamos en los actos escolares de nuestra infancia, esa gran narración que nos conformó como comunidad y que debemos pensar y reconsiderar en nuestro camino hacia una patria justa, libre y soberana.

Breve biografía

Nació en la localidad de Yapeyú (provincia de Corrientes) el 25 de febrero de 1778. José Francisco fue el quinto y último hijo de Juan de San Martín y Gregoria Matorras, ambos españoles.

Después de cursar la carrera militar en España y enrolarse en el ejército español que combatió en Africa y también contra las tropas napoléonicas, regresó a su patria en la goleta inglesa George Canning junto con Carlos María de Alvear, decididos a ofrecer sus servicios al gobierno con el ánimo de colaborar con la independencia hispanoamericana.

El primer triunvirato le encargó a San Martín la organización de un cuerpo de caballería al que llamó “Granaderos a Caballo” La batalla de San Lorenzo que se desarrolló el 3 de febrero de 1813 fue el bautismo de fuego de los granaderos, que luego combatirían junto a su jefe en toda su campaña por la liberación sudamericana.

San Martín lideró la liberación de Chile, en las batallas de Chacabuco y Maipú. Declaró la independencia de Perú en 1821, poco después se encontró en Guayaquil con Simón Bolivar. Ambos son considerados los libertadores más importantes de Sudamerica de la colonización española.

Luego de la muerte de su esposa, marchó a Europa en 1824 con la salud muy quebrantada, permaneciendo algún tiempo en Gran Bretaña y Francia antes de instalarse en Bruselas. En 1830 se instaló en París y desde allí escribió numerosas cartas a los dirigentes argentinos. En 1848, casi ciego, se trasladró a Boulogne-sur-Mer (Francia) donde muere el 17 de Agosto de 1850. Sus restos fueron repatriados en 1880.


Imágenes