Día Nacional del Bombero Voluntario

Los bomberos de Argentina cumplen este 2 de junio 133 años de servicio voluntario y profesional a la comunidad.

Son más de 43 mil hombres y mujeres en todo el país, distribuidos en 900 cuarteles y en más de 1.000 destacamentos.

En 1882, el barrio porteño de La Boca se vio sacudido por un voraz incendio. De entre el público salió un muchacho gritando: “¡Adelante los que se animen, vamos a pagar el incendio!". Así, Orestes Liberti, un inmigrante italiano, se convirtió en el líder de aquel improvisado cuerpo de bomberos. Dos años más tarde, un 2 de Junio quedó conformado el primer cuartel de Bomberos Voluntarios del país, gracias a las autoconvocatorias de vecinos que buscaron protegerse de los siniestros que los asolaban.

Desde ese entonces, muchos cuarteles han sido fundados a lo largo del país por personas con profundo sentido cívico, e integrados por valientes que arriesgan su vida diariamente en pos del bien común sin pedir recompensa.

En Villa Mercedes existe la Asociación Bomberos Voluntarios “El Fortín”, una de las instituciones más queridas y respetadas de nuestra comunidad, que desarrolla una importante labor desde el 19 de agosto de 1961.

Cada 2 de Junio, además de recordar aquel primer paso, los bomberos celebran la finalización de la etapa de adiestramiento de los aspirantes, los ascensos del personal, la compra de materiales contra incendio o rescate etc.

"Instituyese el día 2 de junio de cada año como "Día Nacional del Bombero Voluntario de la República Argentina", decía la Ley 25425 dictada por el Honorable Congreso de la Nación Argentina y publicada el 15 de mayo de 2001.

La "Sociedad Italiana de Bomberos Voluntarios de La Boca", que se creó por primera vez en Buenos Aires impulsada por Liberti, tenía como lema "Querer es poder".

Los bomberos voluntarios llevan adelante una noble tarea solidaria, las 24 horas y los 365 días del año con abnegación, sacrificio y desinterés.


Imágenes